fbpx

Categoria Nutrición

23/10/2020 Autor Redaccion 0 Comments

Recomendaciones para abrir el apetito de los niños

La enseñanza de los hábitos alimenticios se adquiere desde los primeros años de vida. Los padres deben asumir el reto de guiar a los niños con conductas de buenas prácticas alimentarias para garantizar un buen apetito.

Con paciencia y creatividad se puede generar el estímulo del apetito en los pequeños del hogar y vencer la inapetencia.

La inapetencia infantil

Es normal en la mayoría de los niños, pero genera una de las mayores preocupaciones en los padres y se caracteriza por la falta de deseo de consumir alimentos o incluso, rechazo que se repite de forma continua a las horas de la comida.

Aprendizaje de la conducta alimenticia

  • Crea un ambiente agradable

El momento del aperitivo debe ser un espacio de disfrute. Evita las distracciones o que la comida esté condicionada al castigo.

  • Otórgale autonomía

Inclúyelo en los preparativos de la mesa y pídele ayuda en algunas tareas al momento de cocinar.

  • Degustación de manera gradual

Posibilita la degustación previa de los alimentos, si no lo acepta de forma positiva no lo regañes, pero evita los caprichos y cesión. En caso lo rechace varias veces, ofrece este alimento junto a otro que sí le guste.

  • Alimentos superfluos

Limita el consumo de alimentos poco nutritivos como dulces, comida chatarra antes de la comida, ya que eso solo contribuirá a quitarle el apetito sin haberle proporcionado alimentos que rinden.

  • Actividad física

Motívalo a realizar ejercicios. Está demostrado que el desgaste físico aumenta las ganas de consumir alimentos. Además, contribuirás a mejorar su desarrollo psicosocial y motriz.

  • Imitación

Los niños siguen los ejemplos y conductas de la gente que lo rodea, es muy importante que consumas una dieta saludable.

  • Respeta las cantidades

Las porciones de comida deben ser servidas de acuerdo a la edad, no pretendas que el niño ingiera las mismas cantidades que un adulto mayor.

Los cuentos son una buena opción para explicar a los niños sobre la importancia de la alimentación. ¿Buscas una historia original que ayude a tu pequeño? Deja que tu hijo sea el protagonista de la historia con nuestros cuentos personalizados, de esta forma lo ayudarás a seguir desarrollándose. Escríbenos a https://theoyleo.com/o llámanos al (51)969726504.

14/08/2020 Autor Redaccion 0 Comments

Alimentos que ayudan al crecimiento de los niños

El crecimiento de los niños es un tema de preocupación para muchos padres. Y no es para menos, este proceso de desarrollo físico de los infantes depende en gran parte de la genética, pero también de los alimentos que consumen.

Desde el nacimiento de los niños es vital las consultas al pediatra, ya que este especialista será quién guie a los papás en cuanto al tipo de alimentación que requiere cada niño, de acuerdo a sus necesidades individuales.

Durante el crecimiento los huesos y músculos tienen gran importancia, estos componentes del cuerpo necesitarán una dosis sustancial de proteínas, carbohidratos, minerales, calcio, fósforo y hierro para que en consecuencia el niño pueda crecer acorde a su etapa.

Alimentos que ayudan a crecer

La alimentación de un niño debe ser cuidada y planificada con detalles para que crezca correctamente y para ello los padres deben buscar la opinión de doctores. ¿Qué alimentos deben estar en la dieta de los niños? Te lo contamos a continuación:

  • Proteínas: Los alimentos ricos en proteínas deben estar presente sí o sí en el plato de un pequeño.  Estas puedes ser de origen vegetal o animal y el consumo dependerá del tipo de alimentación que los padres hayan decidido establecer para el pequeño. La leche materna es la primera fuente esencial de proteínas, por ello amamantar al menos los primeros 6 meses es la norma ya que permite un óptimo crecimiento.

¿Qué alimentos entran en este grupo? Pues las carnes, pollo, pescado, pavo, huevos, lácteos, lentejas, frijoles, garbanzos y soya. Recuerda que la proteína ayuda a la formación de tejidos.

  • Carbohidratos: Todo nuestro organismo requiere de energía para mantener funciones vitales y esta la aportan los hidratos de carbono como: arroz, pasta y pan integral, avena, legumbres, papa, yuca, maíz, verduras, hortalizas o frutas.

También debemos mencionar en este grupo las grasas, por su valor energético. Las más recomendadas son los frutos secos, el aceite de oliva, semillas y el aguacate o palta, fruto rico en grasa saludable.

No olvides consultar a tu médico de cabecera la cantidad recomendada para tu pequeño y evitar excesos y garantizar el máximo desarrollo de tu hijo.

¿Quieres inculcarles valores a tus hijos de manera divertida? Deja que tu hijo sea el protagonista de la historia con nuestros cuentos personalizados, de esta forma le ayudarás a desarrollar su lenguaje y mejorar su comprensión lectora. ¿Te interesaría darle a tu hijo un nuevo cuento? Escríbenos a [email protected] o llámanos al (51) 969 726 504.

23/05/2020 Autor Redaccion 0 Comments

¿Qué hacer para que tu hijo coma verduras?

Como padres, sabemos de la importancia de las verduras en la dieta de nuestros hijos. No solo le aportan vitaminas y minerales, sino que también contribuyen a que tengan una correcta hidratación. Sin embargo, muchos padres de familia no logran que su hijo coma verduras.

¿Qué puedes hacer para que tu hijo coma verduras? En Theo y Leo hemos preparado una serie de consejos harán que tus pequeños amen las verduras. Conócelos a continuación:

Hazlo partícipe del proceso de preparación

Muchos padres tenemos la costumbre de retirar a nuestros hijos de la cocina ante el riesgo de que ocurra un accidente. Sin embargo, es importante que le muestres a tu hijo como se preparan las verduras y los beneficios que le pueden traer.

Cambia la presentación de las verduras

Es importante que los platos que llevan verduras o las ensaladas las presentes de una manera creativa. No solo llamará la atención de tus hijos, sino que también harán que vean las verduras de otra manera.

Incluye verduras en los platos preferidos de tu hijo

A estas alturas, ya debes conocer cuál es el plato preferido de tu hijo. Si este no lleva verduras, es importante que las incluyas en pequeñas cantidades o agregues una porción pequeña de ensalada.

¡Tú también come las verduras!

Ningún tip o consejo funcionará si tú no comes verduras. Es importante que recuerdes que los pequeños imitan todo lo que hacen los padres. Si tú no comes las verduras, no pretendas que tu hijo lo haga. Come lo mismo que tu pequeño y no realices gestos desagradables. Ellos captan todo muy rápido.

¿Te gustaron nuestros consejos? No olvides que las verduras son importantes para el desarrollo de tus pequeños. Colócalos en la dieta diaria de manera creativa. Con ello, harás que tu hijo coma verduras.

¿Quieres inculcarles valores a tus hijos de manera divertida? Deja que tu hijo sea el protagonista de la historia con nuestros cuentos personalizados, de esta forma le ayudarás a desarrollar su lenguaje y mejorar su comprensión lectora. ¿Te interesaría darle a tu hijo un nuevo cuento? Escríbenos a [email protected] o llámanos al 969 726 504.

02/04/2020 Autor Redaccion 0 Comments

Cuarentena: claves para una alimentación balanceada

Durante estos días de cuarentena los niños pueden tener tendencia a engordar si no se cuidan sus hábitos alimenticios, tomando en cuenta que la actividad física al aire libre se ha reducido. Los nutricionistas recomiendan aumentar el consumo de vegetales, frutas, legumbres y cereales integrales para garantizar una alimentación balanceada.

Ángela Morales, nutricionista y experta en control de la obesidad del Instituto de Investigación Sanitaria Gregorio Marañón, ubicado en Madrid, recomienda planificar las compras para evitar comprar alimentos innecesarios como dulces y snacks.

Recomendaciones claves

Hemos encontrado unas recomendaciones de la Academia Española de Nutrición y Dietética sobre la alimentación y nutrición apropiada ante la crisis sanitaria del Coronavirus. Pon atención en estos consejos:

Hidrátate muy bien

La ingesta de líquidos es fundamental para el ser humano y uno de los pilares básicos para una alimentación saludable. En casa deben ingerir al menos 2 litros de agua diaria por persona, las infusiones o té cuentan como bebida saludable y también la ingesta de frutas y hortalizas, alimentos que son una gran fuente de hidratación para el organismo. Recuerda que los zumos de frutas o la leche no son considerados como bebidas hidratantes. Tampoco las bebidas edulcoradas, gaseosas o refrescantes. 

Frutas y hortalizas

Los especialistas en nutrición recomiendan el consumo de al menos 3 raciones de frutas al día y 2 de hortalizas. Que sean alimentos de temporada y frescos. Regla número uno para tener en cuenta con nuestros hijos: no forzarlos a consumir estos alimentos. Preséntalos en su forma natural o en compotas, cremas o puré.

No hay pruebas confirmadas de que el consumo de hierbas o nutracéticos ayuden a prevenir el contagio del Covid-10 o tratarlo.

Productos integrales y legumbres

Garantiza una alacena surtida en cereales como avena, quinoa, maca, soya, entre otros y sus productos derivados como pan integral, arroz o pasta integral. Acompaña tus comidas de legumbres guisadas, al vapor e incorpora las verduras. Evita los cereales altos en azúcar y productos de pastelería, al menos en estos momentos.

Productos lácteos bajos en grasa

El consumo de lácteos ha sido catalogado por los expertos como no indispensable en la salud, sin embrago, si los vas a incluir, se recomienda el consumo de lácteos desnatados y leches fermentadas, como el yogur, sin el añadido de frutas o saborizantes.

Consumo moderado de alimentos de origen animal

Para quienes incorporan carnes en su dieta, el consejo es consumirlas 3 o 4 veces por semana dividiéndola según el tipo de alimento animal de la siguiente manera:

  • Carne roja: 1 vez por semana.
  • Pescados: 2 o 3 veces por semana.
  • Huevos y quesos: 3 o 4 veces por semana.

En cuanto a la ingesta de carnes los expertos aseguran preferir pollo o pavo, conejo o las variantes magras de otros animales. Alertan sobre evitar el consumo de embutidos y fiambres y recomiendan preparar las comidas a la plancha, al vapor, asadas o cualquier técnica que no involucre en la preparación la utilización de grasa.

Frutos secos y semillas

Para las meriendas la opción más saludable son los frutos secos como almendras, nueces, avellanas, maní, pistachos, entre otros y semillas como girasol o calabaza. Evita los frutos secos que son fritos, endulzados o salados. Y como la guinda del pastel, el aceite de oliva debe decir ¡presente! en tus preparaciones de la cocina y ser un aderezo esencial.

¿Cómo llevan en casa la elaboración de los menús familiares? Nos gustaría que nos cuenten un poco sobre su rutina alimenticia.

¡Acompaña el tiempo libre de tus hijos con una buena lectura! Deja que tu hijo sea el protagonista de la historia con nuestros cuentos personalizados, de esta forma le ayudarás a desarrollar su lenguaje y mejorar su comprensión lectora. ¿Te interesaría darle a tu hijo un nuevo cuento? Escríbenos a [email protected] o llámanos al 969 726 504.

06/03/2020 Autor Redaccion 0 Comments

Nutrición en niños: ¿cómo hacer para que coman de todo?

Las buenas rutinas, que impactan positivamente en nuestra salud, inician cuando aún somos muy pequeños. Acostarse temprano, hacer actividad física y comer balanceadamente debería instruirse desde los primeros años de vida, puesto que luego es más difícil adquirir estos hábitos.

Acorde a la Organización Mundial de la Salud, la obesidad infantil es un problema de salud pública frecuente en este siglo. El número de lactantes y niños pequeños con sobrepeso aumentará, si siguen las tendencias de alimentación actuales, a 70 millones para el 2025. Por ello, se hace necesario la intervención de los padres.

La alimentación, un dolor de cabeza para muchos, es uno de los pilares más importantes para tener una vida sana. Por eso, muchos padres se preguntan: ¿cómo hacer para mi hijo coma de todo? Acá algunas claves:

No rendirse

En los primeros años de vida de un niño se forma la personalidad de forma progresiva, por ello, sus gustos pueden ir cambiando. Uno de los consejos de las pediatras españolas Teresa Cenarro Guerrero y Ana Martínez Rubio es introducir los alimentos de forma precoz y progresiva, es decir, ir preparando comidas que puedan masticar sin atragantarse, que puedan tocar, oler y probar.

Si se acostumbran a comer alimentos como puré y verduras tiernas, a medida que crezcan será más fácil incluir otros vegetales en su dieta. También indican que es recomendable darles un poco de lo que se está comiendo, puesto que siempre les llama la atención lo que otros hacen a su alrededor.

De igual manera se hace necesario tener constancia en ofrecer alimentos que han sido rechazados, hay que insistir con diferentes presentaciones y en diferentes porciones.

Predicar con el ejemplo

Es importante que los niños vean que sus padres disfrutan comer vegetales. Allí el lenguaje es de suma importancia puesto que deben asociar la comida con una experiencia positiva. También es necesario que no muestren una actitud negativa ante el rechazo de ciertos platos, como se indicó arriba, hay que insistir, pero siempre de forma optimista, sin juzgar.

Por otro lado, es fundamental transmitir que cocinar, cualquier comida, puede ser una actividad lúdica. La actitud de los padres afecta en cómo los niños se acercan a un plato.

Centrarse en la calidad, variedad y cantidad

La nutricionista peruana Patricia Chávez Agurto indica que la frecuencia con la que se ofrezca un alimento puede marcar la diferencia. Acorde a la especialista “lo recomendable es permitir que un niño ingiera el alimento entre 8 a 10 veces para acostumbrarse a su sabor y aceptarlo”.

Además de la frecuencia, influye también la calidad y la variedad en la presentación del alimento en sí. Por ejemplo, ofrecer diversas maneras de comer zanahoria y presentársela abiertamente puede favorecer su gusto por este alimento. Esconder el alimento que no le gusta puede ser contraproducente en la creación del hábito.

La nutricionista también señala que es fundamental que el niño participe en escoger, cocinar y servir la comida. Esta familiarización permitirá un acercamiento positivo a los alimentos, siempre que la experiencia sea grata para él y sin el rasgo de obligatoriedad.

¡Acompaña la merienda de tus hijos con una buena lectura! Deja que tu hijo sea el protagonista de la historia con nuestros cuentos personalizados, de esta forma le ayudarás a desarrollar su lenguaje y mejorar su comprensión lectora. ¿Te interesaría darle a tu hijo un nuevo cuento? Escríbenos a [email protected] o llámanos al 969 726 504.

24/02/2020 Autor Redaccion 0 Comments

Niños deportistas: ¿cómo cuidar su nutrición?

Si tu hijo es amante de algún deporte y suele practicarlo de forma constante es importante que cuides su nutrición. La actividad física genera una serie de beneficios para nuestros pequeños, pero este esfuerzo tiene que ir acompañado de una alimentación especial que incluya diversos elementos, así como mucha agua.

Los niños deportistas deben cuidar su alimentación puesto que sus cuerpos no soportan una alta tensión y, además, están en permanente crecimiento. Mucho de lo que deben comer debe estar acorde con su edad, altura, género, tipo de deporte que practican, entre otros aspectos. Una buena dieta debe contener:

  • Proteínas presentes, en su mayoría, en alimentos de origen animal. El pollo, cerdo, pescado, carne de res y los huevos son algunas opciones.
  • Vitaminas y minerales. Los alimentos que más tienen estos dos elementos son las frutas y verduras. Los niños que hacen deportes pueden comerlas tanto crudas como cocidas.
  • Carbohidratos, de preferencia de origen natural y no procesados. Puedes encontrarlos en papas, menestras, zanahoria, cereales como el maíz, avena, trigo, etc. Lo importante es que estén equilibrados con su consumo de proteínas, vitaminas y minerales.
  • Ácidos grasos esenciales. Estos componentes naturales se pueden encontrar en los frutos secos como almendras, nueces, pistachos, entre otros. También están presentes en el aceite de oliva y en la palta.
  • Lácteos. Sirven para la reposición de carbohidratos durante los entrenamientos. Algunas opciones son: leche de vaca, leche de almendra y yogures.

Otro punto muy importante es la hidratación. Los niños deportistas necesitan beber constantemente agua, esto no solo les ayudará durante la práctica, sino también para evitar la fatiga que se puede producir por la disminución de hidratos de carbono almacenados en el organismo. Recuerda que el agua no aporta calorías, ni azúcares, ni aditivos.

Antes del ejercicio, nuestros pequeños necesitan consumir alimentos ricos en carbohidratos, de rápida absorción y fácil digestión, para llegar con energías y poder tener un buen desempeño físico. Durante el ejercicio, lo recomendable es permanecer hidratado.

Luego de la actividad física es necesario que nuestro deportista estrella coma, especialmente durante los primeros 20 minutos. Muchos nutricionistas recomiendan que esta merienda sea una fruta, en lugar de un plato completo. Esto les renovará energía y facilitará la absorción de la comida posterior. 

Si quieres que tu hijo goce de una buena salud durante el resto de su vida es importante enseñarle desde pequeño la importancia de la actividad física y la buena alimentación. Todos los niños deben hacer ejercicio, siempre y cuando lo disfruten. Forma a tus hijos con hábitos saludables y bríndale las herramientas necesarias para que disfrute al máximo de los diferentes deportes.

¿Tu hijo es fanático del fútbol? Te recomendamos incentivar la lectura con el libro “La gran victoria de Theo”, donde él podrá ser el gran protagonista de esta gran historia. ¿Te interesaría darle a tu hijo este cuento? Escríbenos a [email protected] o llámanos al 969 726 504.

14/11/2019 Autor Theoyleo 0 Comments

Recomendaciones para evitar la obesidad infantil

En el Perú las cifras de obesidad infantil son alarmantes, pues según el Ministerio de Salud, el 15% de niños que tiene entre 5 y 9 años de edad sufre de este mal. Además, el Minsa arroja que el 32% de infantes tiene grasa corporal acumulada o sobrepeso. Esta cifra ha ido aumentando con el paso de los años y desde casa tenemos que evitarlo.

Los niños que sufren de obesidad pueden desarrollar distintas enfermedades, como afecciones cardíacas o problemas con hepáticos, esto se debe al gran consumo de productos procesados que no le aportan valor nutricional al crecimiento de los pequeños. Además, que en la escuela pueden sufrir bullying, lo que dañaría su salud mental.

Por eso te brindamos algunas recomendaciones para que tu niño crezca saludable y para tratar de disminuir las cifras de obesidad en los infantes de nuestro país.

  1. Cuida lo que tu niño come. Una dieta equilibrada es una dieta balanceada. Darle a tu niño muchos alimentos procesados, así como dulces, solo contribuye a que tu hijo pueda tener sobrepeso. Por eso se recomienda seguir las pautas de la pirámide de alimentos para niños y así cubrirás todas las necesidades nutricionales de tu pequeño.
  • La actividad física es la clave. Los niños son muy activos cuando son pequeños, por eso, es importante que lleven a cabo al menos una rutina de ejercicios diarios. Expertos recomiendan unos 15 minutos de actividad física, cualquiera que esta sea, será de suma ayuda para alejar el sobrepeso de tu niño. Es importante que seas constante, por lo que se aconseja que esta actividad se realice al menos 4 veces por semana. Motiva el interés de tu hijo por el deporte. Ello lo puedes lograr con el ejemplo.
  • No al sedentarismo. Sabemos que no muchos cuentan con el tiempo y la paciencia para que sus hijos estén todo el día fuera jugando o haciendo algún deporte y por eso acuden a la caja boba (televisión) para que los niños se queden tranquilos. Pero esta opción es una amiga fiel de la obesidad, pues contribuye al sedentarismo y a los malos hábitos alimenticios de los niños. Se recomienda que los menores no estén más de dos horas frente a una pantalla de tv o con los videojuegos.
  • Tú eres su ejemplo a seguir. No pidas que tu niño sea activo físicamente cuando no haces nada más que estar frente al televisor. Aliméntate de forma correcta y mantente activo durante el día. Si los niños ven a los adultos alimentándose de forma saludable y realizando actividad física, ellos querrán hacer lo mismo.
  • Coman juntos, coman sano. Según investigaciones, los niños que comparten la mesa con sus padres, comen alimentos más sanos. Además, sentarse con ellos a comer implica que podrás vigilar de cerca lo que está consumiendo tu niño. Has de la hora de la comida un ambiente relajado y agradable.

Convierte a tu hijo en el protagonista de una historia con nuestros cuentos personalizados e incentiva en ellos el hábito de la lectura y estarás así estimulando su inteligencia. ¿Te interesaría darle a tu hijo este cuento? Escríbenos a [email protected] o llámanos al 969 726 504.

28/10/2019 Autor Theoyleo 0 Comments

Una buena alimentación, mantiene la anemia lejos de tu casa

La anemia infantil es un problema que el Estado viene tratando de erradicar durante mucho tiempo. El gobierno peruano ha presentado una campaña multisectorial “Amor de hierro”, con el objetivo de brindar información a la población de bajos recursos sobre esta enfermedad y así poder evitarla y combatirla.

La anemia impide que el cerebro del niño se desarrolle con normalidad, causando déficit de atención, afectando así la salud y rendimiento del pequeño.Por ende, afecta su futuro, en el impacto que tendrá su productividad cuando llegue a la edad adulta.

Graciela Respicio Torres, Nutricionista de CERES NUTRIR, explica un poco más sobre algunos mitos y da recomendaciones para mantener a los pequeños saludables y lejos de la anemia.

Los niños con buen peso no tienen anemia. El peso no tiene nada que ver con la cantidad de glóbulos rojos con una adecuada concentración de hemoglobina. Se cree también que los niños que son delgados están más propensos a este mal, pero ese también es un mito. Los niños pueden tener el peso ideal inclusive sobrepeso, pero si no tienen una alimentación adecuada, independientemente de su masa corporal pueden tener anemia.

La anemia no distingue del lugar donde vives, sea en zona urbana o rural la cifra de anemia infantil son altas en ambas zonas. La calidad de la alimentación que se les da a los niños en su primer año de vida, es fundamental para su buen desarrollo y así evitar la anemia.

Se cree que tomando extractos vegetales se puede recuperar de la anemia y no hay nada más falso que eso. Se recomienda tratarlo con suplemento de hierro en gotas, jarabe o tabletas, en dosis diarias, según la edad y condición del paciente. Además es necesario consumir alimentos de origen animal como sangrecita, bazo, etc., que son ricos en hierro y el organismo lo asimila muy bien.

¿Cómo saber si tu niño tiene anemia?

Uno de los principales inconvenientes es la desinformación por parte de los padres, pues no conocen ni los síntomas ni las consecuencias de la anemia. Un niño que no se desarrolla con normalidad hasta los 5 años, no tendrá fácil la vida de adulto, pues este no va a poder desarrollar completamente sus capacidades.

Por eso se debe resaltar la importancia del tamizaje, prueba que no es muy fácil de conseguir en los centros de salud, pero que se le hace al niño recién nacido antes del alta para detectar enfermedades congénitas.

Además, existen algunos síntomas que se deben tener en cuenta, más no son suficientes para un diagnóstico final. El cansancio, la palidez, el incremento de sueño, pérdida del apetito, la irritabilidad y los mareos, son algunos de los síntomas más comunes en los niños que la padecen (y en general en adultos también aplican estos síntomas). Recuerda siempre asistir al centro de salud más cercano para descartar cualquier enfermedad y recibir el tratamiento adecuado.

Ahora que ya sabes más de esta enfermedad, avancemos juntos en contra de la anemia y tengamos hijos fuertes y sanos, pues ellos son el futuro de nuestro país. Convierte a tu hijo en el protagonista de una historia con nuestros cuentos personalizados e incentiva en ellos el hábito de la lectura y estarás así estimulando su inteligencia. ¿Te interesaría darle a tu hijo este cuento? Escríbenos a [email protected] o llámanos al 9697 26504.

Abrir chat